La tendencia de este otoño se llama HYGGE

 

El secreto de la felicidad viene de mano de los daneses y lo llaman HYGGE

Aprendamos a ponerlo en práctica

 

Hygge se pronuncia “hu-ga” y podríamos traducirlo como “lo acogedor”.

Se dice que los daneses son los más felices del mundo y que el secreto está precisamente en la cultura hygge, una actitud que implica el contacto con lo más simple, la comodidad y el relax en todos los aspectos de la vida.

Aunque esta tendencia comenzó siendo conocida y utilizada principalmente en decoración, se ha extendido hasta convertirse en una filosofía de vida que podemos incluir en la moda, el maquillaje, el ocio y todas esas cosas que nos hacen sentir “en paz”. ¿Aprendemos a ponerlo en práctica?

MODA: ¿Cómo tener un armario hygge?

En nuestro armario deberíamos encontrar prendas que den comodidad, que no se ajusten, su tacto sea gustoso y calentito y nos hagan sentir ese placer de hogar al llevarlas puestas.

Chaquetas y jerseys de lana, rendas de pelo que da gusto que tocar, pantalones sporty, prendas oversice, básicos y en los pies, zapatillas ¿A que apetece?

MAQUILLAJE: No make up make up

Estaba claro que era la técnica que iba a reinar en esta tendencia ¿No? Poco puedo explicar ya que todas lo conocéis. Un maquillaje que parecerá que estás sin maquillaje. ¡Al natural!.

¿Esto quiere decir que nada de jugar con el maquillaje? ¡Para nada! Si el maquillaje forma parte de tu tiempo de ocio pues ¡Consiéntete! Sacar tiempo para tí cada día es una de las reglas más importantes, así que sí esto es lo que te hace feliz hazlo.

CABELLO: Sano y cuidado

Cuanto más natural sea, mejor. Si optamos por el color el balayage sería perfecto ya que si tus raíces están creciendo ¡Perfecto! Parecerá que tu pelo está besado por el sol y podemos retoca el color solo cuando queramos, no porque tus raíces te lo digan.

En cuanto al peinado es más importante llevarlo bien cuidado y sano antes que recogidos súper complicados. Seca el pelo al aire, deja tus ondas naturales, hazte trenzas deshechas o moños casual, lo importante es sentirte cómoda y a la vez guapa.

 

OCIO: Los planes más acogedores para el otoño.

El hygge no se refiere a planes imposibles, en los que tengas que gastar tus ahorros o esperar un año entero para poder concedértelos. Son pequeños detalles del día a día para los que necesitas sacar tiempo para así apartar de tu cabeza el estrés y el ritmo frenético de tu vida.

Si no se te ocurre ninguno es porque no te estás dando tiempo para tí mismo, seguro que cualquiera de estos te dan una idea:

– Seguramente no haya nada que te haga más feliz que pasar un tiempo tranquilo y acogedor de charla con amigos y familiares, tomando café y un pastel casero. ¡Hazlo!

– Quererte a tí mismo: dependiendo de tus gustos tendrás mil alternativas que escoger: lee, mira una película, escribe o date un baño de espuma con una mascarilla en la cabeza, sea lo que sea lo que se te ocurra, ¡Consentirte!

DECORACIÓN: Adora la sensación de volver a casa

La decoración es el concepto más famoso de hygge. Tenemos que tener en cuenta que viniendo de un país como Dinamarca, en el que hay tan pocas horas de sol, sus casas se convierten en sus regugios y también donde hacen gran parte de su vida social, por eso buscan que sea lo más acogedor y cómodo posible y nosotros tambien queremos eso al volver a casa ¿O no?

Esto lo vamos a conseguir medianto los elementos y materiales.

– Materiales: la lana, la piel, la madera, el fieltro, el lino o el algodón.

– Elementos: en alfombras, cojines, mantas, sofás y sillones.

– La luz: colores claros, pequeños puntos de luz estratégicamente colocados y velas ¡Muchas velas!

– Los olores: Esos que a veces olvidamos y tantos recuerdos traen a nuestra memoria. Para mí el olor es lo que me hace sentir en casa, eso a lo que podemos llamar “lo acogedor”. Podemos conseguirlo mediante los olores, flores, velas, inciensos… olor a cedro o a galletas caseras, escoge el que más te guste y a perfumar tu hogar. Aprende más sobre los colores

 

Y próximamente… Haz cosas hyggelig: EL RETO En instagram