6 meses de melena en transición a pelo rizado ¿Funciona?

Creo que es hora de hacer una actualización del proceso de transición a pelo rizado que llevo realizando desde un poquito más de seis meses.

He pasado por distintas etapas y ahora entiendo porque las chicas que lo están haciendo hablan de un proceso realmente complicado y en el que tienes que tirar de toda la paciencia que tengas.

Es por eso que voy a intentar transmitir con esta entrada todo lo que he aprendido en estos meses sobre mi cabello para que no desesperéis. ¡No caigáis en los mismos errores que he cometido yo!.

ETAPA 1. Transición a pelo rizado ¡ESTOY ESCLAVIZADA POR MI PELO!

Melena en transición. Como es mi pelo.

EL 1 DE MAYO DESPUÉS DE VER UN MONTÓN DE VIDEOS Y BLOGS DE CHICAS QUE HAN PASADO POR ESTO, DECIDO EMPEZAR MI CAMINO.

Os dejo en link a la entrada completa que escribí cuando comencé con esto de la transición a pelo rizado. Que es, las razones que me llevaron a tomar la decisión de empezar y los primeros pasos para una nueva rutina capilar.

Melena en transición: El proceso para recuperar tus rizos perdidos

ETAPA 2. LA TRANSICIÓN NO ME FUNCIONA. ME DESESPERO Y NO ME SIENTO GUAPA.

MES 1-2. MAYO/JUNIO

Empecé con un montón de ganas, convencida de lo que iba ha hacer y de que no quería ni podía sentirme esclava de mi melena.

En principio tenía la idea de estar en la etapa de transición a pelo rizado 6 meses. Y después de ello ver los resultados y decidir como continuar.

Los 2 primeros meses llevé todas las reglas del proceso a raja tabla sin ver prácticamente ningún resultado. Las raíces aparecían rizadas. Salía algún rizo más definido que antes, el pelo estaba muchísimo más hidratado pero seguía viendo una melena con diferentes texturas (Rizada, ondulada y lisa) imposible de manejar de forma que me viera un «pelo arreglado»

Ootd vs Historia de la moda.transición a pelo rizado

MES 3. JULIO

productos para melena en transición

Como ya os conté no lo hacía porque me vea más favorecida con mi rizo natural. Mi cara es redonda y la siento mucho más estilizada con el pelo liso.

Esto unido a que no tenía ningún tipo de forma definida y tenía que seguir trabajando mucho mi cabello para poder salir «dignamente peinada a la calle» empezó a desesperarme.

Sobreviví este mes a base de trenzas y recogidos, lo que se conoce como:

Estilos protectores: Consiste en utilizar herramientas sin calor ( rulos, bigudíes, flexi rods) o peinados ( trenzas, twist) para disimular las distintas texturas hasta que el proceso haga que se equiparen de forma natural.

transición a pelo rizado Estilo protector

Esto me llevó a frustrarme y no verme nada guapa y la cagué. Comencé a utilizar las tenacillas. (EL USO DE HERRAMIENTAS DE CALOR ESTÁ PROHIBIDO Y ES CONTRAPRODUCENTE) para enmarcar los rizos que están mas cerca de mi cara y poder salir a la calle con el pelo suelto.

Era plenamente consciente de que usar calor me hacía ver mejor pero que no estaba haciendo nada más que alargar un proceso de transición a pelo rizado que me parecía tedioso y se me pasaron 2 ideas por la cabeza:

– Dejarlo y volver a secador, plancha y se acabó

– Para tener que llevar siempre el pelo recogido… ¿No sería mejor plantearme el gran corte?

 

ETAPA 3. SE ME ACABÓ LA PACIENCIA. EL GRAN CORTE.

transición a pelo rizado Gran corte

MES 4. AGOSTO

Después de reflexionar conmigo misma y serme totalmente sincera, me di cuenta de que estaba intentando salvar por todos los medios una larguraque no merecía la pena. Sabía perfectamente que se veía fea, sin brillo, seca y áspera. Como diría Kon Mari, no me hacía feliz. Entonces ¿Por qué me aferraba a ella?

Os acordáis de que en principio la idea era aguantar 6 meses de transición… pues a los 4 llegó la hora. Total, la diferencia entre llevarlo siempre recogido o corto me pareció estúpida en ese momento.

Así que tiré todas mis tonterías de melena larga y llamé a mi adorado peluquero:

– Robert, ¡Dame hora que me voy ha hacer el gran corte!

¿Sabéis lo que me contestó?

– Ya era hora, sabía que te darías cuenta de que cortar el pelo que «ya no vale» era la mejor decisión. La transición a pelo rizado es un proceso que no pega contigo.

transición a pelo rizado Gran corte

¿Qué es el gran corte o Big chop?

Big chop significa cortarse todo el cabello tratado químicamente y empezar desde cero. Habitualmente se deja un estilo corto, lo que puede hacer más fácil crear rutinas de transición cuidadas y probar nuevos estilos.

ETAPA 4. ESTOY CONTENTA CON LA DECISIÓN Y MI MELENA RIZADA VA VIENTO EN POPA

MES 5-6. SEPTIEMBRE/OCTUBRE

Ya estáis viendo la foto, no hice un gran corte extremo a estilo chico. Después de hablar un buen rato con Robert decidimos dejar hacer un bob asimétrico. Y os reconozco que me encanta mi nuevo corte ¡No me arrepiento para nada!

El lado izquierdo quedaría muy cortito mientras que el lado derecho (donde llevo el flequillo) sería mas largo dejando una capa abundante y larga que me enmarcara el rostro haciendolo menos redondo.

Prácticamente desde ese mismo momento el lado izquierdo queda totalmente rizado con una textura sana e hidratada ¡Estoy muy contenta con ella!

El lado izquierdo me da más quebraderos de cabeza ya que ahí dejamos mucho mas pelo «antiguo» que, se riza, sigue sin tener la textura deseada. Pero bueno, sigo manteniendo los buenos hábitos de la transición y avanza progresivamente.

MES 7. NOVIEMBRE

Para el mes de noviembre tengo intención de volver a la peluquería a repasar el corte. Mantendré la melenita corta hasta que termine de retirar el trocito dañado que me queda però esta vez ya de forma progresiva.

Pero ¿Sabéis una cosa? Tengo otra idea pululando que puede hacer que vuelva a meter la pata. Ahora que ha llegado el otoño y vuelvo a estar muy blanquita de piel, con mi color de pelo natural (Castaño oscuro) me veo demasiado oscura. ¡Me gustaría aclararme un poco el pelo! Pero los tintes químicos no son nada recomendables en transición…

Bueno, esa es otra historia, ya os contaré que decisión he tomado en la próxima actualización.

¿TRANSICIÓN ¿SI O NO? ¿Big chop o transición?

Estaréis pensando que entonces no recomiendo la transición y que no me ha funcionado. A día de hoy y habiendo pasado 6 meses mi decisión está clara, y mi yo del presente le diría al del pasado:

– Déjate de chorradas ¡Córtate el pelo y empieza de 0! Así que esa es la idea que os voy a transmitir a vosotras.

Esto no quiere decir que os desanime a comenzar con el proceso de transición. De hecho si no la hubiera comenzado nunca había llegado a la conclusión de que ese no era mi camino y prefería cortar por lo sano.

Bajo mi punto de vista para llevar a cabo el proceso de transición hay que tener muchísima paciencia porque lleva mucho tiempo y se hace desesperante lidiar con las dos (o más) texturas.

Pero que yo no tuviera la paciencia necesaria no significa que vosotras no la tengáis. Haced lo que os haga sentir seguras 100%. Desde luego no voy a recomendar a nadie que se corte la melena radicalmente si no se siente preparada para hacerlo. Yo solo os cuento mi experiencia.


Haz el test de porosidad a tu cabello y aprende a escoger productos que Sí le funcionarán

¿Cuál es mi tipo de cabello rizado?